¿Dónde está el infierno?

Por el momento no lo he visitado, pero si hay un lugar en la Tierra que se debe de parecer al infierno es el desierto del Danakil. Esta región situada entre Eritrea, Etiopía y Djibouti tiene condiciones climáticas extremas, está prácticamente despoblada y ofrece un paisaje diferente a todo lo que hayas visto antes.

El Danakil tiene la temperatura media más alta de un lugar habitado (35ºC). Aquí no hay vegetación ni animales, solo se divisa una tierra árida de vistosos colores y formas extrañas. Cuando te adentras en esta zona tienes la sensación de estar caminando sobre un cuadro impresionista.

Desierto Danakil

Hay un enorme contraste entre la dureza del clima y el encanto de este lugar. En esta depresión situada a 150 metros por debajo del nivel del mar se extienden lagos de sal, llanuras de azufre pintadas de amarillo y verde, y pedregales de sulfuro teñidos de rojo intenso. Es un paisaje propio de otro planeta.

Esta zona tiene una belleza envenenada. Es imposible no sorprenderse con sus vivos colores y extrañas formas generadas por la gran actividad volcánica y las condiciones climáticas excepcionales. Pero no te engañes, meter el pie en uno de esos géiseres verdes o tocar alguno de los charcos rojos burbujeantes puede suponer grandes daños. La composición ácida de esta tierra es completamente corrosiva.

Sigue leyendo

Artículo publicado en la Revista Traveler 02/06/2015 

Pin It on Pinterest